Valmaseda Abogados

Valmaseda Abogados

Abogados Especialistas en Delitos de Homicidios y Asesinatos

Somos un despacho de abogados penalistas en Madrid expertos en delitos de homicidios, asesinatos y abortos.
Desde el comienzo de nuestra firma, en Valmaseda Abogados nos hemos especializado en la defensa de casos de homicidios y asesinatos, logrando resultados destacados tanto a nivel nacional como en la Audiencia Nacional. Nuestro objetivo ha sido obtener la absolución de nuestros clientes o el archivo del caso durante la fase de instrucción.

El delito de homicidio se comete cuando se lleva a cabo la la acción de matar a otra persona. Es un delito contra la vida  donde el  bien jurídico que se pretende proteger es la vida humana independiente.

La acción típica consiste en privar de la vida a otra persona. La muerte tiene que ser una consecuencia de hechos llevados a cabo por el autor. El  Código Penal  no establece distinciones en cuanto al medio empleado (a excepción de los que configuran el delito de asesinato), si el hecho se cometió con violencia o mediante una omisión.

Tipos de homicidio

Homicidio Doloso

Es el que se lleva a cabo mediante  una acción dolosa, es decir, el conocimiento y la voluntad de privar de la vida a un sujeto. Nuestra jurisprudencia da por suficiente que el autor tuviera conocimiento que:

Existe un homicidio agravado en el artículo 138.2. de nuestro Código Penal, mediante el cual se aplicará la pena superior en grado cuando exista alguna de las siguientes circunstancias:

  • Que la víctima sea menor de 16 años o sea un sujeto especialmente vulnerable debido a su edad, enfermedad o discapacidad.
  • Que el homicidio se produzca tras un delito contra la libertad sexual del mismo autor contra la misma víctima.
  • Que el homicidio se lleve a cabo por un miembro de un grupo u organización criminal.
  • Que el delito sea constitutivos de un delito de atentados contra la autoridad, sus agentes o los funcionarios públicos.

Homicidio Imprudente

Si nos encontramos ante una acción imprudente que tiene como consecuencia la muerte de un sujeto, nos encontraremos ante un homicidio imprudente. Esto se dará cuando el autor no cumple con el deber objetivo y subjetivo de cuidado exigible. El homicidio imprudente puede ser por imprudencia grave o menos grave.

El delito de homicidio por imprudencia grave se producirá mediante el uso de un vehículo a motor o ciclomotor, un arma de fuego o por imprudencia profesional, y tendrán vinculadas unas penas accesorias como puede ser la privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotor, privación del derecho al porte o tenencia de armas e inhabilitación especial para el ejercicio de la profesión, oficio o cargo, respectivamente.

No obstante, el artículo 142 bis  del  Código Penal  tipifica un subtipo agravado del homicidio por imprudencia grave dependiendo de la gravedad del hecho y si afecta a una variedad de personas. También se aplicará un subtipo hiperagravado cuando la cantidad de fallecidos sea de un número elevado. Por otro lado, el homicidio por imprudencia menos grave se llevará a cabo cuando el juez suponga que la imprudencia no cumple con las características suficientes como para ser considerado como grave.

El homicidio preterintencional

El homicidio preterintencional no se encuentra tipificado en nuestro  Código Penal  , pero se ha utilizado en numerosas ocasiones por la jurisprudencia, y se produce cuando la culpabilidad del autor no puede considerarse dolo o imprudencia. 

Por ejemplo, cuando alguien pretende lesionar a otro pero acaba causandole la muerte. La intención del autor era lesionar, no quitar la vida. En estos casos el Tribunal Supremo considera que en estos casos se debe considerar el acto doloso y el resultado producido. 

Tentativa acabada e inacabada

El homicidio puede llevarse a cabo en grado de tentativa acabada e inacabada. La diferencia se encuentra en la intención del autor, la de matar o la de lesionar. Para ello, la jurisprudencia tendrá en consideración los siguientes criterios:

  • Antecedentes del hecho
  • La relación entre el sujeto activo y pasivo
  • La ocasión elegida para cometer el delito.
  • El arma, medio o instrumento empleado.
  • La herida, lesión o zona del cuerpo que se ha atacado.
  • Si existe reiteración de golpes o insistencia en el ataque.
  • El estado de la víctima cuando termina la agresión.
TRIBUNALSUPREMO_DE_ESPAÑA

Diferencia entre homicidio y asesinato

Ambos son delitos contra la vida humana que se llevan a cabo cuando un sujeto quita la vida a otro, pero para cometerse el asesinato es necesaria que se cumplan una seria de requisitos como son la alevosíaensañamiento o precio, recompensa o promesa.

Encuentranos en nuestro despacho de Madrid

Contacto
×