Valmaseda Abogados

Valmaseda Abogados

Abogados Especialistas en Delitos de Negligencia Médica

¿Ha sido víctima de negligencia médica? En Valmaseda Abogados, un bufete especializado en derecho penal médico en Madrid, le ofrecemos una defensa integral y eficaz. Contamos con un equipo de abogados expertos que han obtenido resultados notables en todo el país, especialmente en la Audiencia Nacional. No dude en contactarnos para recibir asesoría legal personalizada y luchar por sus derechos.

¿Qué es la negligencia médica?

La negligencia médica en España se define como el incumplimiento del deber de cuidado por parte de un profesional sanitario, lo que ocasiona un daño al paciente. Este daño puede ser físico, psíquico o económico.

La Ley 41/2002, de 15 de noviembre, regula el Estatuto de Autonomía del Paciente y establece los derechos y deberes de los pacientes en el ámbito sanitario. En su artículo 19, se reconoce el derecho de los pacientes a la integridad física y psíquica, y se establece que los profesionales sanitarios tienen el deber de actuar con diligencia y de acuerdo con la buena praxis médica.

El Código Penal español también contempla la negligencia médica como un delito en los artículos 221 y siguientes. Estos artículos establecen penas de prisión y multa para los profesionales sanitarios que, por imprudencia grave, causen lesiones o la muerte a un paciente.

Para determinar si existe negligencia médica, es necesario probar los siguientes elementos:

  • Deber de cuidado: El profesional sanitario tenía el deber de actuar con diligencia y de acuerdo con la buena praxis médica.
  • Incumplimiento del deber: El profesional sanitario no actuó con la diligencia debida o cometió un error médico.
  • Daño: El paciente sufrió un daño físico, psíquico o económico como consecuencia de la negligencia médica.
  • Relación de causalidad: El daño sufrido por el paciente fue causado por la negligencia médica.

Si usted considera que ha sido víctima de negligencia médica, es importante que acuda a un abogado especializado para que le asesore sobre sus derechos y le ayude a reclamar la indemnización correspondiente. En nuestro bufete estaremos encantados de ayudarle.

Fases de un proceso por negligencia médica

Un proceso por negligencia médica en España se compone de diversas etapas que garantizan el derecho al debido proceso y la búsqueda de la justicia. A continuación, se detallan las fases principales:

Fase extrajudicial

  • Recopilación de información: El primer paso consiste en reunir toda la documentación médica relacionada con el caso, como historiales clínicos, informes médicos, resultados de pruebas diagnósticas, etc.
  • Análisis del caso: Un abogado especializado en negligencia médica analizará la documentación médica para determinar si existe evidencia suficiente para sustentar una reclamación por negligencia.
  • Negociación: Si se considera viable la reclamación, se intentará llegar a un acuerdo extrajudicial con el centro sanitario o la compañía de seguros correspondiente. Esta vía puede ser más rápida y menos costosa que un juicio.

Fase judicial

  • Demanda: Si no se logra un acuerdo extrajudicial, se presentará una demanda ante el juzgado correspondiente. La demanda debe incluir todos los alegatos y pruebas que fundamentan la reclamación.
  • Contestación a la demanda: El centro sanitario o la compañía de seguros tendrá un plazo para contestar la demanda y presentar sus propios alegatos y pruebas.
  • Fase de prueba: En esta etapa, ambas partes podrán presentar pruebas periciales, testificales y documentales para defender sus posiciones. El juez o tribunal valorará las pruebas y determinará si hubo negligencia médica.
  • Sentencia: Finalmente, el juez o tribunal dictará sentencia, en la que se resolverá si el profesional sanitario o el centro sanitario actuó con negligencia y, en caso afirmativo, se fijará la indemnización correspondiente al paciente.

Recursos

Ambas partes tienen derecho a recurrir la sentencia ante un tribunal superior si no están conformes con la resolución.

Es importante destacar que:

  • El proceso por negligencia médica puede ser largo y complejo, por lo que es recomendable contar con el asesoramiento de un abogado especializado desde el inicio.
  • La carga de la prueba recae sobre el paciente, quien debe demostrar la negligencia médica y los daños sufridos.
  • El plazo para presentar una reclamación por negligencia médica varía según la comunidad autónoma, por lo que es importante consultar con un abogado para conocer el plazo específico en cada caso.

Penas por negligencia médica en España

Las penas por negligencia médica en España varían en función de la gravedad del daño causado al paciente y del grado de culpa del profesional sanitario. El Código Penal español contempla las siguientes posibilidades:

Lesiones imprudentes

  • Lesiones leves: Si la negligencia médica causa lesiones leves al paciente, el profesional sanitario puede ser condenado a una multa de tres a doce meses.
  • Lesiones graves: En caso de lesiones graves, la pena puede ser de prisión de uno a tres años y multa de seis a doce meses.
  • Lesiones gravísimas: Si la negligencia médica causa lesiones gravísimas, la pena puede ser de prisión de dos a cinco años y multa de ocho a dieciséis meses.

Homicidio imprudente

  • Homicidio imprudente: Si la negligencia médica causa la muerte del paciente, el profesional sanitario puede ser condenado por homicidio imprudente. La pena puede variar en función del grado de culpa, desde prisión de uno a tres años y multa de seis a doce meses hasta prisión de seis a diez años y multa de doce a dieciocho meses en caso de imprudencia grave.

Inhabilitación profesional

Además de las penas privativas de libertad y multas, el profesional sanitario responsable de negligencia médica puede ser condenado a inhabilitación especial para el ejercicio de su profesión durante un período de tiempo determinado.

Es importante tener en cuenta que:

  • La determinación de la pena concreta en cada caso dependerá de las circunstancias específicas del mismo, como la gravedad del daño causado, el grado de culpa del profesional sanitario, los antecedentes del mismo, etc.
  • La responsabilidad penal no es la única consecuencia posible de la negligencia médica. El profesional sanitario también puede ser responsable civilmente por los daños causados al paciente, lo que significa que deberá indemnizarle por los perjuicios sufridos.
TRIBUNALSUPREMO_DE_ESPAÑA

Indemnización por negligencia médica

En España, la indemnización por negligencia médica busca resarcir al paciente por los daños y perjuicios sufridos como consecuencia de la actuación negligente de un profesional sanitario. Esta indemnización se compone de diversos elementos que se valoran de forma individualizada en cada caso.

Daños físicos

  • Gastos médicos: Incluye todos los gastos incurridos por el paciente para recibir atención médica, como honorarios médicos, hospitalización, procedimientos médicos, medicamentos, terapias de rehabilitación, etc.
  • Daño estético: Se refiere a las secuelas físicas permanentes que afectan la apariencia del paciente, como cicatrices, deformidades o discapacidades físicas. Se valora en función de la gravedad de la lesión, la zona del cuerpo afectada y la repercusión en la calidad de vida del paciente.
  • Incapacidad temporal: Corresponde a la pérdida de ingresos que sufre el paciente durante el tiempo en que estuvo imposibilitado para trabajar debido a la negligencia médica. Se calcula en base al salario del paciente y el tiempo de baja laboral.
  • Incapacidad permanente: Se refiere a la pérdida parcial o total de la capacidad laboral del paciente como consecuencia de la negligencia médica. Se valora en función del tipo de incapacidad, la gravedad de la misma y la repercusión en la capacidad para realizar las actividades habituales del paciente.

Daños psíquicos

  • Daño moral: Comprende el dolor, sufrimiento y angustia emocional padecidos por el paciente como consecuencia de la negligencia médica. Se valora en función de la gravedad del daño psicológico, la duración del mismo y su impacto en la calidad de vida del paciente.
  • Secuelas psicológicas: Se refiere a los trastornos psicológicos permanentes que sufre el paciente como consecuencia de la negligencia médica, como ansiedad, depresión, estrés postraumático, etc. Se valora en función de la gravedad del trastorno, la necesidad de tratamiento psicológico y su repercusión en la vida personal y laboral del paciente.

Daños económicos

  • Lucro cesante: Se refiere a la pérdida de ingresos que el paciente ha sufrido como consecuencia de la negligencia médica, más allá del tiempo de baja laboral. Incluye la pérdida de oportunidades laborales, la imposibilidad de realizar actividades lucrativas y otros perjuicios económicos demostrables.
  • Daños materiales: Comprende los gastos incurridos por el paciente para reparar o reemplazar bienes dañados como consecuencia de la negligencia médica, como prótesis, órtesis, adaptaciones en el hogar, etc.

Opciones de defensa del sanitario en un proceso de negligencia médica

En un proceso por negligencia médica, el profesional sanitario cuenta con diversas opciones de defensa para proteger sus intereses y demostrar su inocencia. A continuación, se detallan algunas de las principales estrategias:

1. Negar la negligencia: El profesional sanitario puede negar haber actuado de manera negligente y defender que su actuación se ajustó a la buena praxis médica. Para ello, debe presentar pruebas que respalden su versión, como informes médicos, historiales clínicos, testimonios de colegas o expertos médicos.

2. Alegar causas de exención de responsabilidad: Existen diversas causas que pueden eximir al profesional sanitario de responsabilidad, como:

  • El consentimiento informado: Si el paciente no otorgó su consentimiento informado para el procedimiento médico, el profesional sanitario puede ser eximido de responsabilidad.
  • La culpa exclusiva del paciente: Si el daño al paciente se produjo por su propia culpa o por no seguir las instrucciones del profesional sanitario, este último puede ser eximido de responsabilidad.
  • La fuerza mayor: Si el daño al paciente se produjo por un evento imprevisible e irresistible, como un accidente natural, el profesional sanitario puede ser eximido de responsabilidad.

3. Alegar la culpa de un tercero: Si el daño al paciente fue causado por la negligencia de un tercero, como un fabricante de dispositivos médicos o un proveedor de servicios sanitarios, el profesional sanitario puede responsabilizar a este tercero por los daños causados.

4. Acordar una indemnización con el paciente: En algunos casos, es posible llegar a un acuerdo extrajudicial con el paciente para evitar un juicio. Esta opción puede ser beneficiosa para ambas partes, ya que permite ahorrar tiempo y costes.

5. Presentar un recurso: Si el profesional sanitario no está conforme con la resolución judicial, puede presentar un recurso para que un tribunal superior revise el caso.

Encuentranos en nuestro despacho de Madrid

Contacto
×