Valmaseda Abogados

Valmaseda Abogados

¿Qué es la violencia doméstica y cómo puedes defenderte?

Contáctanos para agendar tu primera consulta

En la sociedad actual, la violencia doméstica sigue siendo una triste realidad que afecta a millones de personas en todo el mundo. Sin embargo, muchas víctimas no saben cómo identificarla o defenderse ante ella. Este artículo tiene como objetivo brindar información clara y útil sobre la violencia doméstica, sus diferentes formas y las herramientas legales disponibles para proteger a las víctimas.

¿Te has sentido vulnerable o inseguro en tu propio hogar? ¿Has experimentado algún tipo de comportamiento violento o controlador por parte de tu pareja o familiar? Si la respuesta es sí, es posible que estés siendo víctima de violencia doméstica.

¿Qué es la violencia doméstica?

La violencia doméstica, definida en el artículo 173.2 del Código Penal español, abarca una serie de actos de violencia física o psíquica que se producen en el ámbito familiar o de pareja. Este tipo de violencia no se limita a las agresiones físicas, sino que también incluye el maltrato psicológico, sexual y económico.

¿Quiénes pueden ser víctimas de violencia doméstica?

El artículo 173.2 del Código Penal español establece que la violencia doméstica puede ser ejercida contra:

  • Cónyuges o personas que hayan estado ligadas a él por una análoga relación de afectividad, incluso sin convivencia.
  • Descendientes, ascendientes o hermanos por naturaleza, adopción o afinidad, propios del cónyuge o conviviente.
  • Menores o incapaces que convivan con el agresor o que se hallen sujetos a su potestad, tutela, curatela, acogimiento o guarda de hecho.
  • Personas amparadas por cualquier relación por la que se encuentre integrada en el núcleo de su convivencia familiar.
  • Personas que por su especial vulnerabilidad se encuentren sometidas a custodia o guarda en centros públicos o privados.

¿Por qué es importante conocer la definición legal de la violencia doméstica?

Comprender la definición legal de la violencia doméstica es fundamental para:

  • Identificar si estás siendo víctima de este tipo de violencia.
  • Acceder a las medidas de protección legal disponibles.
  • Denunciar al agresor y buscar justicia.

La violencia doméstica no es un problema privado, es un delito. Si estás siendo víctima de este tipo de violencia, no dudes en buscar ayuda. Hay muchos recursos disponibles para ayudarte a salir de esta situación y construir una vida libre de violencia.

En el siguiente apartado, te guiaremos a través de las señales de alerta que pueden indicar que estás siendo víctima de violencia doméstica.

Señales de alerta: ¿Estás viviendo en una situación de violencia doméstica?

La violencia doméstica no siempre es evidente. A veces, puede ser sutil y difícil de identificar. Sin embargo, hay algunas señales de alerta que pueden indicar que estás siendo víctima de este tipo de violencia.

Señales de alerta de violencia física:

  • Agresiones físicas: empujones, golpes, patadas, estrangular, quemaduras, etc.
  • Amenazas de violencia: intimidación, verbalizaciones agresivas, amenazas de daño físico.
  • Control del comportamiento: te restringe la libertad de movimiento, te vigila, te prohíbe salir solo/a o mantener contacto con amigos y familiares.

Señales de alerta de violencia psicológica:

  • Insultos y humillaciones: menosprecio, críticas constantes, apodos despectivos.
  • Aislamiento social: te controla las relaciones sociales, te prohíbe ver a amigos o familiares.
  • Intimidación y chantaje: te amenaza con abandonarte, te manipula emocionalmente, te culpabiliza.

Señales de alerta de violencia sexual:

  • Obligación a mantener relaciones sexuales no deseadas.
  • Tocamientos inapropiados sin consentimiento.
  • Comentarios sexuales degradantes.

Requisitos para que se considere violencia doméstica en el Código Penal español

Para que sea considerado un delito de violencia doméstica, el código penal español establece los siguientes requisitos:
  • La existencia de una relación de pareja o análoga: matrimonio, pareja de hecho, noviazgo, expareja.
  • La habitualidad de la violencia: no tiene que ser un hecho aislado, puede ser esporádica pero repetitiva.
  • La existencia de un contexto de dominación y control por parte del agresor: el agresor busca someter y controlar a la víctima.

Es importante recordar que no todas las víctimas experimentan todos los tipos de violencia ni todas las señales de alerta. Si sospechas que tú o alguien que conoces está siendo víctima de violencia doméstica, no dudes en buscar ayuda.

En el siguiente apartado, te guiaremos a través de los pasos que puedes seguir para defenderte y protegerte.

¿Cómo defenderte y protegerte de la violencia doméstica a nivel legal?

Si estás siendo víctima de violencia doméstica, es importante que tomes medidas para defenderte y protegerte. A continuación, te explicamos los pasos que puedes seguir a nivel legal:

1. Denunciar al agresor:

  • Llamar a la policía (091).
  • Acudir a un juzgado de guardia.
  • Presentar una denuncia por escrito.

2. Solicitar medidas de protección:

  • Orden de alejamiento del agresor.
  • Prohibición de comunicación con la víctima.
  • Custodia de los hijos.
  • Asignación de un domicilio a la víctima.

3. Solicitar asistencia jurídica:

  • El abogado te asesorará sobre tus derechos y te ayudará en los trámites legales.

4. Acudir a un centro de atención a las víctimas de violencia doméstica:

  • Los centros de atención a las víctimas te ofrecen apoyo psicológico, social y jurídico.
  • Te ayudarán a superar el trauma de la violencia y a reconstruir tu vida.

5. Ratificar la denuncia:

  • Es importante que ratifiques la denuncia en el juzgado.
  • Si no ratificas la denuncia, el caso podría archivarse.

6. Participar en el proceso judicial:

  • Es importante que participes en el proceso judicial para defender tus derechos.
  • El abogado te ayudará a preparar tu testimonio y a presentar pruebas.

7. Solicitar una indemnización por daños y perjuicios:

  • Puedes solicitar una indemnización por los daños físicos, psicológicos y económicos que has sufrido.
  • El abogado te ayudará a calcular la indemnización y a presentarla ante el juez.

Recursos de ayuda y apoyo

Pasos de un proceso por violencia doméstica en España

A continuación, te explicamos los pasos que se siguen en un proceso por violencia doméstica en España:

1. Denuncia:

  • Presentar una denuncia ante la policía o el juzgado de guardia.
  • Es importante aportar toda la información posible sobre los hechos, incluyendo las lesiones sufridas, si las hay.

2. Valoración del riesgo:

  • Las fuerzas de seguridad o el juzgado valorarán el riesgo para la víctima y podrán adoptar medidas de protección urgentes, como la orden de alejamiento del agresor.

3. Investigación:

  • La policía o la Guardia Civil investigarán los hechos y reunirán pruebas.
  • Se podrán tomar declaraciones a la víctima, al agresor y a los testigos.

4. Juicio:

  • Si se reúnen suficientes pruebas, se celebrará un juicio.
  • En el juicio, la víctima podrá declarar contra el agresor.
  • El juez o la jueza dictará sentencia, condenando al agresor en caso de que se le considere culpable.

5. Ejecución de la sentencia:

  • En caso de condena, el agresor deberá cumplir la pena impuesta, que puede ser prisión, multa o trabajos en beneficio de la comunidad.
  • La víctima podrá solicitar una indemnización por los daños y perjuicios sufridos.

En Valmaseda Abogados, contamos con un equipo especializado en violencia doméstica con amplia experiencia en la defensa de las víctimas. Ofrecemos un asesoramiento integral y personalizado, acompañando a la víctima en todo el proceso legal.

Si estás viviendo una situación de violencia doméstica, no dudes en contactarnos. Te ayudaremos a defender tus derechos y a obtener la protección que necesitas.

Contacta con Valmaseda Abogados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×